PostHeaderIcon La astenia primaveral

La llegada de la primavera trae consigo cambios de temperatura, de luz, de alimentación… que puede suponer importantes cambios para el organismo.

Ante esta situación, el organismo reacciona manifestando una sensación de cansancio, agotamiento, somnolencia, falta de motivación, apatía, insomnio e irritabilidad.

Es un trastorno de carácter leve que parece deberse a una mala adaptación del organismo a los cambios que tienen lugar con la entrada de la nueva estación. La astenia o fatiga primaveral afecta a casi el 2% de la población y con mayor incidencia a mujeres de edades comprendidas entre los 35 y 60 años.

La fatiga es una señal del organismo que se manifiesta de esta manera, la necesidad urgente de reposo, por lo que disminuye la actividad corporal y nos sentimos decaídos, con falta de energía, los síntomas van remitiendo conforme el organismo se adapta a la nueva situación. La razón de este decaimiento es una disminución notable de los niveles en sangre de unas sustancias llamadas endorfinas. Las endorfinas, conocidas coloquialmente como hormonas de la felicidad o del bienestar, se producen en el cerebro como repuesta a diversos estímulos y son capaces de retrasar la sensación de cansancio y aumenta el umbral del dolor.

Astenia primaveral

Astenia primaveral

La fatiga primaveral se ve acentuada en personas que padecen cuadros de ansiedad, depresión nerviosa, estrés o están sometidas a un gran esfuerzo físico o emocional. Una alimentación inadecuada también puede conducir a estados de fatiga o potenciar la fatiga ya existente.

No cabe duda que el mejor tratamiento sea la prevención, se aconseja tener un estilo de vida saludable: seguir una dieta equilibrada, respetar los horarios de las comidas, dormir las horas necesarias y hacer ejercicio físico de forma regular. Estos hábitos son fundamentales a la hora de prevenir o combatir este trastorno.

Consejos que pueden ser útiles:

Cuida tu alimentación, procura evitar los llamados azúcares rápidos y opta por los cereales, la fruta y las verduras. Preferencia por los productos integrales. Evitar el exceso de grasas saturadas y colesterol y aumenta la presencia en la dieta de ácidos grasos poli insaturados, como los Omega-3. Disfruta de alimentos de temporada, siempre que sea posible crudos. Modera el consumo de fritos y comidas muy elaboradas. Evita o reduce el consumo de bebidas excitantes.

Hidrátate bien

Respira aire puro

Haz ejercicio

Respeta las horas de sueño

Ríete mucho: ayuda a liberar tensiones, superar las inquietudes, apacigua los nervios y es excelente para el corazón. La risa hace que el cerebro libere endorfinas y el buen humor facilita el transito del estado de vigilia al del sueño.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Estrés académico en estudiantes

estrés académico en estudiantes

Los efectos del estrés en el organismo

Se muestra un aumento en el nivel de estrés de los estudiantes, durante el periodo de exámenes, con efectos sobre la salud (ansiedad, consumo de tabaco, cafeína o fármacos, alteraciones en el sueño y en la ingesta de alimentos….)

El termino estrés se ha convertido en un vocablo habitual de nuestra sociedad actual.

El estrés es necesario para proporcionar a nuestro organismo la energía necesaria para abordar dificultades. No es perjudicial en sí mismo, más bien lo contrario, pero siempre con medida.

Se acercan los exámenes finales: ¿ansiedad? Por desgracia, esta experiencia la viven no pocos estudiantes, que aun habiendo dedicado las horas necesarias a la preparación del examen, no obtienen resultados acordes al esfuerzo invertido. La explicación: un nivel excesivo de ansiedad.

Es evidente que una situación de prueba, en la que nos están evaluando y nos jugamos algo; provoca un estado de alerta. No sería conveniente estar completamente relajado. Los exámenes, exigen que nuestro organismo responda fisiológicamente empleando una energía. La ansiedad como emoción existe porque en determinadas situaciones es útil: se trata de una respuesta que nos ayuda a reaccionar para preservar nuestra supervivencia.

 

Las dificultades comienzan cuando alcanzamos cuotas de ansiedad que nos impide ser eficaces, es todo lo contrario, el temor es excesivo e interfiere en nuestro rendimiento. Al no saberlo manejar produce más miedo.

Como hacer frente a la ansiedad:

1-Identificar estos sentimientos.

2-Cuestionarlos, deshazte de ellos, no te ayudan.

3-Sustituye esos sentimientos negativos, por un mensaje positivo para ti.

4-El deporte, una alimentación saludable y un número adecuado de horas de sueño.

5-Prepara bien tu examen; ganarás en seguridad.

6-El día antes del examen procura no estudiar, sal a tomar el aire o a dar un paseo.

7-No es conveniente que hables del examen o repases minutos antes.

8-Pon en marcha lo que has aprendido. Es el momento de la verdad.

9-Al concluir, felicítate por los éxitos y aprende de tus errores.

¡INTENTALO! ¡PUEDES CONSEGUIRLO!

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Las consecuencias psicológicas del paro: consejos y ayuda

El desempleo y sus consecuencias psicológicas es un tema con el que nos encontramos cada vez con más frecuencia, más del 20% de los ciudadanos en edad de trabajar está en el paro y es el dato numérico de multitud de temas familiares y personales. Dramas que comienzan con el impago de deudas, de hipotecas de la vivienda donde se vive, de esa casa que ha costado tanto esfuerzo ir comprando, dificultades no solo para realizar actividades más o menos habituales, sino también para satisfacer necesidades básicas. No solo se trabaja para ganarse la vida, sino para lograr el desarrollo personal, perder el empleo es demoledor, aunque los recursos económicos estén asegurados.

Hay varias cuestiones que una persona parada va viviendo a lo largo de este tiempo en el que se encuentra desempleado que lo puede llevar a arrinconarse y no trabajar para encontrar trabajo.

El primer gran impacto del desempleo es el padecimiento del llamado “síndrome de la invisibilidad”. La persona siente que no le ven. Es una vivencia interior muy paralizante. En esta sociedad, a pesar de la crisis, solo cuenta la productividad, el parecer o el tener.

Oficina de empleo

Oficina de empleo

Cada vez hay más personas desempleadas y aquejadas por un profundo malestar psicológico, con una importante sensación de impotencia e indefensión, con el agravante de que muchas no se atreven a pedir ayuda por vergüenza o por orgullo. El trabajo es una fuente muy importante de bienestar psicológico y social, que se constata cuando se pierde.

Empiezas a contar en el mundo cuando entras en la vida laboral. Cuando una persona logra formar parte del mundo laboral, accede a un nuevo estatus y a una nueva identidad social. El desempleo interrumpe este proceso y se convierte en una sensación de derrota y fracaso.

Cuando  uno se queda sin trabajo, lo normal es experimentar todos los sentimientos negativos, es bueno no reprimirlos y dejarlos salir, pero no más tiempo de lo necesario, conviene ser realista y no dramatizar, no enfocar con pesimismo. Con una actitud positiva y planificando bien las finanzas es posible enfrentarse al problema sin perder la dignidad.

Lo más importante es no perder o recuperar la situación de control que se ha perdido.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Vivir con Síndrome de Piernas Inquietas

Escalofríos, picores, hormigueo, o golpeteo de piernas son las sensaciones que padecen los enfermos de síndrome de piernas inquietas, un trastorno neurológico del movimiento que afecta a cerca del diez por ciento de la población española y que provoca un importante descenso en la calidad de vida de los enfermos. Su frecuencia aumenta con la edad, es más frecuente en sujetos de más de 50 años, especialmente en los ancianos.

Síndrome de piernas inquietas

Síndrome de piernas inquietas

Estas sensaciones descritas por los pacientes, se producen principalmente durante la noche o en periodo de reposo, es una sensación imperiosa de mover las piernas y que se describe como una inquietud, que mejora y se alivia cuando mueve las piernas.

La inmensa mayoría de las personas afectadas desconocen que padecen este síndrome, ya que se suele atribuir por error a problemas de circulación, enfermedades reumáticas, calambres musculares, nerviosismo o incluso al envejecimiento.

El origen de esta enfermedad no se conoce hoy en día. Puede existir un componente de predisposición genética, ya que una tercera parte de los pacientes tienen antecedentes familiares. Por otra parte se cree que el origen de este síndrome puede guardar relación con el descenso de la dopamina, que es un neurotransmisor cerebral necesario para la realización y coordinación de movimientos.

El tratamiento está orientado a reducir el estrés y ayudar a la relajación muscular. Las siguientes técnicas pueden ayudar: baños calientes, ejercicios de estiramiento suave, masaje.

El tratamiento muchas veces es complicado y puede requerir varios ensayos terapéuticos hasta conseguir el beneficio deseado.

Dado que un descenso de la liberación de la dopamina parece estar implicado en la génesis de este síndrome, los agonistas dopaminérgicos, que han sido efectivos en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, se están utilizando en pacientes con el síndrome de piernas inquietas. Otras alternativas son la oxicodona, carbamazepina y gabapentina. Las benzodiacepinas administradas antes de acostarse previenen el despertar frecuente, pero no los movimientos nocturnos.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que se caracteriza por la existencia de movimientos involuntarios repetidos y sonidos incontrolables, que se llaman tics, algunas veces acompañados de palabras y frases inapropiadas. Suele comenzar antes de los 18 años, los síntomas y la intensidad varía mucho de una persona a otra. La causa es desconocida, las investigaciones sugieren que hay una anormalidad en los genes que hace que afecte el metabolismo de los trasmisores cerebrales como dopamina, serotonina y doropinefrina, siendo estos los productos químicos que se encargan de llevar las señales al cerebro de una célula nerviosa a otra.

Sindrome de tourette

Una persona con este síndrome tiene una posibilidad del 50% de pasarle este gen a uno de sus hijos, hay más incidencia en los hombres. Los primeros síntomas suelen consistir en tics en la cara y con el tiempo aparecen otros como movimientos de cabeza, cuello, patadas, etc.

A menudo emiten sonidos, palabras o frases ininteligibles. Gritan obscenidades de forma involuntaria (coprolalía) o repiten constantemente las palabras de los demás (ecolalia). Los tics aumentan y disminuyen y de vez en cuando cambian en número, frecuencia, tipo y localización. Los síntomas pueden desaparecer por semanas o meses para reaparecer más tarde. Los tics empeoran bajo el estrés y mejoran cuando la persona está relajada o absorta en una actividad. En la mayoría de los casos disminuyen mientras se duerme.

En muchos casos suelen darse problemas adicionales como: trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de déficit de atención, trastorno del desarrollo del aprendizaje, problemas de control de impulsos y trastornos del sueño.

Los síntomas de conducta que pueden acompañar los tics pueden causar más limitaciones que los tics mismos. Los pacientes, familias y médicos necesitan determinar que síntomas causan más limitaciones de tal manera que se elijan los medicamentos y terapias más apropiadas.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Catalepsia: entre la vida y la muerte

Catalepsia
Perdida de movimiento voluntario

El miedo a la muerte es tan ancestral como el ser humano. Pero más que a la muerte o a lo que pueda haber más allá, también se teme al sufrimiento, a la agonía. Y no hay muerte más horrible que agonizar en tu propia sepultura: ser enterrado vivo. Aunque parezca mentira, esto ha sucedido en bastantes ocasiones.

La principal culpable de estas llamadas muertes aparentes es la catalepsia, una enfermedad del sistema nervioso que suspende completamente todas las sensaciones y provoca la pérdida del movimiento voluntario del cuerpo.

En un estado cataléptico, el cuerpo adquiere el aspecto de alguien muerto: muy bajo ritmo cardíaco, extrema palidez e incluso algo muy similar al rigor mortis. Con estos síntomas, no es de extrañar que se pueda confundir un episodio cataléptico con una verdadera defunción, sobre todo porque ese estado puede durar un tiempo considerable, en casos muy extremos, incluso meses.

Desde luego, la catalepsia es más que una enfermedad; es una experiencia cercana a la muerte que puede acabar con el paciente despertando de su letargo bajo tierra y habiendo asistido a su propio funeral. Sus causas pueden ser muy diversas, e incluso sobrevenir de manera repentina. Una derivación de la esquizofrenia, alteraciones del sistema nervioso, un severo trauma emocional, la epilepsia o incluso una consecuencia de la hipnosis, son las más conocidas.

Incluso puede ser un estado al que es posible llegar voluntariamente; muchos animales fingen así su propia muerte para huir de un peligro súbito. Hace años, cuando no existían estetoscopios o fonendoscopios para saber a ciencia cierta si alguien había fallecido, el terror a ser enterrado vivo hacía que los testamentos se llenaban de cláusulas rogando un velatorio muy prolongado o incluso que se le abriesen las venas para asegurarse de que el cuerpo de uno estaba muerto y bien muerto.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Inteligencia emocional

Demostrar los sentimientos

La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel Goleman, este estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación y gestionar las relaciones.

Según esto nuestro cociente de éxito se debe un 23% a nuestras capacidades intelectuales y un 77% a nuestras actitudes emocionales. Se ha comprobado que el hecho de hablar sobre las propias emociones tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso.

Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más posibilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar los hábitos mentales que favorezcan su propia productividad; las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad.

Tenemos que aprender y ser capaces de describir nuestros sentimientos con palabras y una vez que los reconozcamos nuestra posibilidad de controlarlos es mucho mayor, es importante hacerlo porque nuestro estado anímico influencia en gran medida lo que hagamos. Cuando esta triste, se mostrara retraído. Cuando está contento, derrochara buen humor. Pero si no sabes como estas, entonces tampoco sabe cuál es su forma de actuar más probable, y por tanto no estarás seguro de ponerla en práctica.

Es importante recordar que las emociones llamadas “positivas” pueden tener aspectos peligrosos o inconvenientes, pues el entusiasmo puede conducir a un comportamiento impulsivo. Entrenarse en el desarrollo de las actitudes emocionales permite desarrollar la capacidad de manejar las emociones idóneas para cada acción y regular su manifestación, manteniendo el equilibrio emocional; transmitiendo estados de ánimo para generar actitudes y respuestas positivas; aprendiendo a evaluar el “ costo emocional” de situaciones y acciones; desarrollando destrezas sociales, forjando y manteniendo relaciones con clientes, proveedores, colegas, etc.…; realizando un plan de aplicación en el terreno de nuestra esfera de influencia empresarial y laboral, extendiéndolo a la vida familiar y social.

La estructura emocional básica puede ser modificada mediante una toma de conciencia y cierta práctica.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon La persona asertiva

La persona asertiva es la que se preocupa de ella misma, de sus derechos y de los derechos las otras personas. Le gusta conocer a los demás en un plano de igualdad en lugar de querer estar por encima de ellos.

La persona asertiva suele ser la única de los tres tipos que acaba consiguiendo las metas que se ha propuesto. La agresiva en un principio puede creer que ha ganado, pero al final habrá sembrado un ambiente tan malo a su alrededor que nadie le será leal y no tendrá en quién confiar. La persona pasiva por lo general no se propone ninguna meta, porque está convencida de que nunca podrá alcanzarla.

Respetate y respetar
Respetate y respeta

El respeto hacia los demás y ser consciente de que también tienen sus derechos y necesidades es lo que distingue a la persona asertiva. Su meta es que todos salgan ganando, y por eso está dispuesta a negociar y a comprometerse de forma positiva.

Cuando hace una promesa siempre la cumple y ésa es la razón por la que quienes están a su alrededor confían en ella. Puesto que está en contacto con sus propios sentimientos, puede explicar a los demás cómo se siente -aunque sus sentimientos sean negativos por algo que le han hecho o dicho- y hacerlo sin ofender a nadie.

Interiormente la persona asertiva se siente en paz consigo misma y con los que tiene cerca. Se enfrenta a cada nuevo reto de una forma positiva, gracias a su confianza y a la conciencia de sus propias limitaciones.

Está preparada para asumir ciertos riesgos cuando se trata de poner en práctica nuevas ideas e invertir en nuevas empresas. A veces las cosas no funcionarán como esperaba, pero una persona asertiva sabe que todo el mundo puede equivocarse y que hay que aprender de los errores. La asertividad significa que no es necesario robar las ideas a nadie o dar una puñalada por la espalda. Cuando las cosas van bien sabe reconocer su éxito y sentirse orgullosa -que no es lo mismo que alardear- de lo que ha conseguido.

Es una delicia relacionarse con una persona asertiva. Su entusiasmo puede ser contagioso y a menudo inspirará a los demás para que tengan una visión más positiva. Puesto que no es manipuladora y no hace las cosas a escondidas, los que están a su alrededor confían en ella y cooperan.

Su serenidad interna le permite estar más tranquila y, por ende, tiene mayor capacidad para dirigir su energía a cualquier meta que se haya propuesto. Puesto que raramente tiene altibajos emocionales, su conducta ante los demás es coherente y la comunicación siempre está abierta.

Por lo que hemos dicho se entiende que una persona asertiva casi siempre se encuentra bien consigo misma. Gracias a ello hace sentirse bien a los demás.

El respeto hacia uno mismo y hacia los demás es una parte fundamental de la actitud asertiva.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon La envidia, un mal que aqueja a muchos

La envidia es ese mecanismo psicológico que no permite que nadie tenga ni sea mejor que uno.

No hay nada más envidiable en la vida, que la suerte de quien posee el juguete que uno mismo quisiera tener. De modo que en esta competencia, abierta, en la que uno ambiciona ser y tener lo que es y tiene el otro, es casi natural que el envidioso busque por todos los medios, la caída de su rival, impulsado por esa creencia innata de que nadie es tan capaz y perfecto como uno mismo.

En la envidia todo vale: la ley de la selva y sálvese quien pueda. Los envidiosos difaman, insultan, acusan y cuando no les quedan más argumentos, transforman la mentira en verdad y la verdad en basura. La envidia es el pecado capital del individuo y la hermana melliza de la hipocresía. Afecta más a los frustrados que a quienes son envidiados por su belleza, inteligencia, triunfo profesional, fama o fortuna.

Nunca concebí como el ser humano puede gozar con la desgracia ajena, y entristecerse con la felicidad del prójimo. Es un ser peligroso ¡ojo!, el envidioso se disfraza casi siempre de amigo, para causar un daño en el momento menos esperado, pues es un ser astuto que, aun siendo un pobre diablo, se ufana de tener más sapiencia y experiencia. Cuando aparece un envidioso, lo mejor es avanzar con los oídos tapados y los ojos bien abiertos, para no escuchar los falsos cantos de sirena, ni caer en las trampas que va dejando a cada paso.

envidia
Si la envidia fuera tiña…

La envidia es un arma peligrosa que, puede herir o agredir. Los envidiosos, tienen un denominador común: suelen ejercitar la maledicencia y el gusto por encontrar defectos al sujeto en cuestión, con el fin de exaltar sus debilidades y menoscabar sus virtudes.

El envidioso está acostumbrado a meter cizaña, con el propósito de lograr sus objetivos a base de engatusar y confabular mentiras.

“La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come” Quevedo.

Esta sociedad capitalista ha convertido todo en un producto, en un objeto, impulsando la competitividad malsana, olvidándonos de lo realmente importante.

La admiración a determinadas personas, no significa tenerles envidia, es saber valorarlas y valorarse.

Si sufres las miradas y las palabras de una persona envidiosa, trata de pasarlas por alto, no eres responsable de su sentimiento, intenta descubrir la envidia a tiempo, te evitarás muchísimos problemas, no desarrolles confianza con personas envidiosas.

Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien (proverbio árabe).

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz

PostHeaderIcon Las máscaras internas

El carnaval es una época de colorido, donde niños, adultos, grupos, comparsas, carrozas y calles se llenan de alegría y cordialidad.

Un disfraz es un “artificio para desfigurar una cosa con el fin de que no sea conocida”. Se usan vestiduras para distinguir a personas, por su condición social o sexo, diferente a los de las personas que se disfraza. Se pueden adoptar para diferentes finalidades, ocultar la verdadera identidad o permitir realizar ciertas aventuras.

máscaras
Máscaras de carnaval

El disfraz tiene su origen en la mitología grecorromana. Consistía en colocarse una máscara de sátiro para que las ninfas accedieran a mantener relaciones sexuales, era una fiesta orgiástica y de fecundación.

A medida que se unen las tradiciones paganas y lo religioso, pierde la idea original, derivando en el carnaval actual.

E l ser humano ha utilizado el disfraz para simplemente divertirse, pero también liberar impulsos y los deseos más reprimidos y hasta para cometer crímenes. Quizá sea esta la razón que convierte al disfraz en una autentica desdramatización de los deseos más recónditos de la personalidad-

El verdadero éxito del disfraz reside en quien lo lleva no sea reconocido como la persona que es, sino como la deseada, permitiendo modificar nuestra realidad, para realizar un sueño. El pobre se puede convertir en príncipe, el bueno en malo, el hombre en mujer, el blanco en negro…Las personas encarnan por unas horas, la vida de aquellos personajes que siempre les hubiera gustado ser.

Cualquier disfraz o máscara, refleja algo que nosotros mismos no nos atrevemos a revelar cuando nos vestimos. El individuo se libera de su identidad y sale a la calle para dar rienda suelta a la libre manifestación de su cuerpo y del espíritu. El disfraz permite sacar temporalmente la máscara que siempre llevamos. La sociedad impone ciertos roles que a veces enmascaran nuestro verdadero ser, una parte de nosotros mismos esta enmascarada, y  cuando nos disfrazamos, nos permitimos ser, como en realidad quisiéramos y después nos volvemos a colocar la máscara de nuestra personalidad socializada.

Comparte
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • email
  • Google Buzz
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • RSS
  • Yahoo! Buzz